Carmona y Almenara, dos generaciones reencontradas

Publicado por Manuel Conradi  /   septiembre 10, 2014  /   Publicado en Actualidad, Historias  /   Ningún comentario

Gonzalo Almenara y David Carmona.

Gonzalo Almenara y David Carmona.

David Carmona y Gonzalo Almenara componen, hoy por hoy, una de las bandas derechas más rápidas e incisivas de la División de Honor Juvenil. Son compañeros desde hace dos temporadas, cuando el algecireño Gonzalo llegó al Sevilla FC, procedente del Cádiz, en su último año cadete (David, aunque natural de Palma del Río, era jugador sevillista desde alevines). Comparten, además, habitación en la residencia del club de Nervión. Lo que quizás no sabían en un principio es que estaban relacionados desde hace muchos años, incluso antes de nacer. Porque no son los primeros de su familia que juegan juntos.

El primero darse cuenta fue David Carmona (padre), cuando en un partido en un partido de cadetes vio a Francisco, padre de Gonzalo, y no pudo evitar preguntarle si era hermano de Pedro José Almenara, al que se parecía mucho. “Es que fue compañero mío en la cantera del Barcelona”, le dijo. Efectivamente, Pedro era hermano de Francisco y tío de Gonzalo, estuvo cuatro años en la Masía, donde coincidió con el rapidísimo Carmona. Dos andaluces en la mítica escuela de fútbol catalana.

Hay que reconocer que por entonces había unas cuantas papeletas para tener un compañero de equipo con los apellidos Almenara Montoya, ya que fueron cuatro los hermanos que se dedicaron al fútbol. El mayor, José Luis, un extremo derecha que según su hermano Paco era el que tenía más calidad pero al que las lesiones persiguieron durante su carrera. Jugó en el Algeciras. También un antecedente en el Sevilla FC, o más concretamente el Sevilla Atlético, José Antonio Almenara, interior derecha que militó en el filial sevillista en tiempos de Santos Bedoya y coincidió con futbolistas como Varela, Asián, Juan José… y disputó algunos partidos amistosos con el primer equipo de los Rubio, Blanco, Paco, Gallego, etc. Paco, el padre de Gonzalo, fue un extremo derecha muy veloz y luego lateral que jugó siete años como profesional en el Algeciras y Mallorca hasta que se rompió el ligamento cruzado. Y el mencionado Pedro, central que jugó en el juvenil del Barcelona y en la selección española y luego en el Algeciras.

De sus padres, Gonzalo y David han heredado desde luego la velocidad. El rubio extremo algecireño ha asombrado en los tests físicos que le han hecho en el Sevilla. Y eso que en los últimos años su trayectoria se ha visto plagada de lesiones, en particular una en la columna, la pasada campaña, que necesitó de intervención quirúrgica. También en su primer año, en el cadete, se perdió bastantes partidos por dolencias físicas, lo que no fue óbice para que lograra al final una importante cifra de goles. La temporada pasada, con los problemas reseñados, militó en el segundo equipo juvenil y en esta, pese a que aún le queda un año en la categoría, lo hace en el División de honor de Agustín López. Futbolista muy luchador, incómodo para las defensas, listo y hábil, cuando va lanzado en velocidad es una pesadilla para cualquier lateral.

David ya tiene experiencia en el primer equipo juvenil dado que jugó toda la temporada en el conjunto que se proclamó campeón de la Copa del Rey, tanto como lateral, su puesto natural en los últimos años, como extremo. Este verano ha realizado, y a muy buen nivel, la pretemporada con el Sevilla Atlético, jugando de interior, y de momento ha empezado la temporada como una moto  con el equipo de División de Honor. En el primer partido, frente al Maracena, formó una asociación imparable por la banda derecha con Gonzalo, aunque volvió a alternar el puesto de lateral con el de extremo, precisamente en lugar de Gonzalo. Y es que el fútbol tiene eso: los jugadores de un equipo son amigos, compañeros, socios  e incluso competidores, generación tras generación.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


ocho − 3 =

(C) cuentaconlacantera.com, 2012. Todos los derechos reservados | Contacto