Defensor, el vivero de la Uruguay que quiere dominar Sudamérica

Publicado por Jesús Alba  /   junio 17, 2018  /   Publicado en Destacada  /   Ningún comentario

Siete jugadores presentes en Rusia 2018 formados en Defensor posan con Olivera.

Hablan en el fútbol de cantera a veces de las “camadas” contando a los futbolistas, que son personas, como si fueran animales. Se escucha a menudo eso de que aquella o esta camada salió buena, como se hablan de las cosechas, de una forma totalmente despersonalizada. Hay clubes que todos los años tienen “camadas” buenas porque precisamente tratan a sus futbolistas como lo que son, personas, a las que cuida, mima, forma, corrige, pule, endereza y, por último, hace brillar para que lleguen a la plenitud.

Yo me atrevo a decir que hay un club en Uruguay, Defensor Sporting, que está entre los cuatro mejores de cantera del mundo. A la altura del Ajax, del Dinamo de Zagreb, del Estrella Roja en los buenos tiempos del fútbol de la antigua Yugoslavia… y a un nivel hoy en día tangible, es decir, que se puede medir.

Con una Copa de Mundo en juego el Defensor es el cuarto equipo del globo con más representantes en el Mundial formados en su casa. No aporta ningún jugador en propiedad a Rusia 2018, pero hasta 8 miembros del equipo nacional de Uruguay salieron de sus inferiores. Sporting de Portugal con 12 (en la Academia cuidan los detalles como en pocos sitios he visto), Deportivo Saprisa con 11, y Dinamo de Zagreb (9) son los únicos clubes que superan al equipo viola en número de participantes en el Mundial formados en su casa. Pero no queda ahí la cosa, entre finales de mayo y principios de junio hasta 10 futbolistas de Defensor han participado en dos torneos sub 20 con la selección de Uruguay y, realmente, ésa la base y prácticamente todo el equipo titular del cuadro que ha avanzado hasta los octavos de final de la Copa Sudamericana, en los que vivirá una apasionante eliminatoria ante el Fluminense brasileño.

“Desde hace varios años somos el principal suministrador de jugadores para todas las selecciones”, dice Olivera, asesor deportivo e institucional de Defensor

Martín Campaña (25 años), portero del Independiente argentino, subió desde el U19 de Defensor a su primer equipo en la temporada 15-16. Después a Maldonado y de ahí a Argentina.

Maxi Pereira (34), contrastadísimo lateral derecho del Oporto que pasó por el Benfica, subió desde el juvenil viola a su primer plantel en 2002.

Martín Cáceres (31), un trotamundos que aún tiene cuerda para rato y que ha jugado en media España (Villarreal, Recreativo, Sevilla y Barcelona) y media Italia (Juventus, Hellas Verona y Lazio), con un paso por la Premier (Southampton). Es de la generación que dio el salto desde el U19 de Defensor en 2006.

Martín Silva (35), veterano portero que hizo carrera en Brasil tras debutar en la 01-02 y que volvió en diez años después. Juega en el Regatas de Bahía tras pasar por Olimpia y Vasco da Gama.

Y los más jóvenes,

Giorgian De Arrascaeta (24), jugador del Cruzeiro desde la 14-15 tras tres temporadas en su cuna, Defensor.

Diego Laxalt (25), extremo izquierdo del Genoa. Irrumpió desde el juvenil en 2012 y pasó por Inter de Milan, Bolonia, Empoli, vuelta al Inter y Genoa.

Gastón Silva (24), lateral izquierdo de Independiente, compañero de Laxalt en la misma generación y que también, como él, viajó a Italia, Torino, paso por Granada cedido y vuelta al Torino antes de ir a Argentina.

El último es ese delantero que se rifa media España a sus 21 años, que ha explotado en el Celta después de su primer año en la élite. Maxi Gómez dio el salto al primer equipo de Defensor en 2015. Tras sus primeros cuatro meses en Europa, en enero, su club, rechazaba 25 millones por de un club chino.

“Somos una institución que promueve la enseñanza de valores a través de la competencia de juego. Contamos con una extraordinaria cantera, que no sólo formamos en el ámbito profesional sino también en aspectos personales”. Quien habla es Nicolás Olivera, quien fuera elegido Balón de Oro FIFA en el Mundual sub 20 de Malasia, ex futbolista del Valencia, Sevilla, Valladolid y Córdoba y que actualmente es asesor deportivo e institucional del club viola.

“Desde hace varios años somos el principal suministrador de jugadores para todas las selecciones y ésta que nos representará de la mejor manera en Rusia no será la excepción. Contamos con ocho integrantes de esta selección que hicieron todos sus formativas en el club”, añade el ex futbolista, que, como no podía ser de otra forma debutó en el primer equipo de Defensor con 17 años y jugador del equipo uruguayo nada menos que en cinco etapas distintas.

Defensor es algo más que un club en Uruguay. Es una filosofía de vida, un forma de entender las cosas que casa, por ejemplo, con la personalidad del Nico, quien logró traspasar su pasión por Bob Marley a la hinchada viola.

Pero más allá de eso, el fútbol uruguayo que viene promete emoción. Dispuesto a dominar el fútbol en Sudamérica, por algo ha empezado proclamándose campeón del último Sudamericano sub 20 de selecciones y conquistando la última Copa Libertadores sub 20, celebrada en febrero precisamente en Montevideo. Y allí, el Atlético Nacional demostró por qué el país anda haciendo bien las cosas desde la base, con la pujanza perenne de los productos que salen de Defensor. Dejando atrás a favoritos como los brasileños, Sao Paulo (atentos al nivel de los Tuta, Rodrigo, Casio, Anthony, Toró, Igor Pereira, Gabriel Novaes… ) y Cruzeiro (Vitinho, Rafinha…), o al representante argentino, un Talleres de Córdoba con un crack en sus filas, Ezequiel Beltramone, Nacional se proclamó campeón de la cita y el otro representante uruguayo, River Plate, acabó tercero.

Ocampo, May y Vecino, tres puntales de Nacional, campeón de la Libertadores Sub 20.

Con jugadores con un futuro espectacular como Guillermo May, Brian Ocampo, Joaquín Trasante, Matías Laborda, Thiago Vecino, Juan Manuel Sanabria en sus inferiores y una realidad como Cristian Oliva en su primer equipo con 22 años, Nacional puede decirse que tiene varias ventas aseguradas. Porque, todo hay que decirlo, el éxito de cualquier club sudamericano es posicionarse bien para vender futbolistas al exterior. Hay clubes en nuevo continente que, a falta de recursos, están haciendo las cosas muy bien en sus inferiores. Independiente del Valle en Ecuador, subcampeón de la Libertadores con una generación prodigiosa que mezcla talento, fibra y potencia. Y esto es lo mismo, la final del Sudamericano (Uruguay-Ecuador) se repitió en la Libertadores.

“Nuestros futbolistas son nuestro mayor patrimonio, como tal estamos muy orgullosos que cada año podamos vender éstos en el mercado local e internacional. Lógicamente, la selección es nuestro mayor altavoz. En las categorías menores de la selección de Uruguay siempre contamos con un promedio de siete jugadores que salieron de diferentes niveles de juveniles del club y es una satisfacción verlos en distintos campeonatos dentro y fuera del país”, explica Olivera.

Martín Cáceres, junto a Nicolás Olivera.

Y a fe que es verdad. De 39 jugadores seleccionados para el sub destinados a dos torneos internacionales, el Panda Cup China (23-27 de mayo) y los Juegos Sudamericanos Odesur en Cochabamba (25 mayo-8 junio), Defensor fue el equipo que más jugadores aportó, un total de diez que forman la base de un primer equipo extraordinariamente joven que comanda Eduardo Acevedo, con muy pocos veteranos (apenas Goñi, Matías Cardacio o Maulella) y una edad media que ronda los 23 años.

Carlos Benevidez (20) y Ayrton Cougo (22), dos de sus mejores talentos fuera de esta lista por edad (el primero es el cerebro del equipo y uno de los jugadores más vigilados desde Europa), Defensor ofrece una larga lista de jugadores más que prometedores. Empezando por Emiliano Gómez, un jugador que con 16 años parece tener más por envergadura, fuerza y potencia y que debutó en la Copa Libertadores mayor con un dos penaltis provocados y uno convertido, y acabando por Juan Manuel Boselli, un delantero de 18 años con una zurda demoledora que estuvo junto a Benavidez en el Mundial sub 20. Por medio, una amplia lista: Facundo Batista, un delantero con futuro, Luciano Boggio (volante central), Gonzalo Napoli (delantero), Juan Manuel Figueroa (lateral derecho), Gastón Álvarez (defensa), Nahuel Suárez (portero), Matías Dufour (portero) e Ignacio Laquintana (volante).

Uruguay perdió el 8 de junio la final de los Juegos Sudamericanos en Bolivia ante Chile un partido decidido en la prórroga (1-0), pero el futuro futbolístico que le espera es muy alentador, igual que a un pequeño y entrañable club que desde hace unos años es la referencia en la formación del país y que engancha a cualquiera que se asoma a ver cómo trabaja.

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


seis × 5 =

(C) cuentaconlacantera.com, 2012. Todos los derechos reservados | Contacto