Marc, de cómo pasar de Tercera División a la Champions en cinco meses

Publicado por Jesús Alba  /   diciembre 08, 2016  /   Publicado en Historias  /   Ningún comentario
Imagen publicada en twitter por el jugador junto a Suárez y Messi tras su debut en Champions.

Imagen publicada en twitter por el jugador junto a Suárez y Messi tras su debut en Champions.

Si algunos creían que un chico con 20 años que juega en Tercera División en un equipo que no es un filial de un club profesional ya se le ha pasado arroz, el ejemplo de Marc Cardona debería ruborizar a determinada gente. Gente con responsabilidad en departamentos de captación de clubes que luego reciben un montón de elogios y que tuvieron al delantero jerezano goleando por los campos de su zona natural de influencia o en su propia casa sin prestarle la más mínima atención. O, hablando en propiedad, desechando llamadas de atención sobre sus aptitudes y hasta algún ofrecimiento.

A Marc Cardona lo firmó el Barcelona una mañana en Sanlúcar de Barrameda el mismo día que por la tarde disputaba el Atlético Sanluqueño un decisivo partido en el play off de ascenso a Segunda División B ante el filial de la UD Las Palmas. Era, para concretar, el pasado 11 de junio. Ese equipo canario, que decepcionó curiosamente en El Palmar con un equipo de mucha talla pero escasa propuesta futbolística, tenía una baja importante. A los de Mingo, con el grueso del equipo que jugó una eliminatoria de Copa de Campeones juvenil ante el Sevilla de Borja Lasso, Carlos Fernández, etc., les faltaba Nili, otro que acaba de debutar en el primer equipo del Barcelona. Sí, el mismo Barcelona que entrena Luis Enrique. Incido en esto por todos aquellos que se creen buenos analistas y entendedores de fútbol que defienden que en Tercera División no puede haber nada interesante y que en esos campos de césped artificial sólo hay patadones arriba y defensas de vuelta con colmillo retorcido. Los habrá, no lo dudo, pero cada vez menos, y cada vez más hay juveniles que son perlas en potencia. Sólo hay que ponerle un poquito de interés y algún cariño.

Marc Cardona, que en su debut liguero en el Barça B marcó 3 goles, en verano era inscrito en la lista A de la Champions por el Barça. Se podía pensar que aquello iba a ser como lo de otros jovencitos que ni por asomo iban la oportunidad de que le dieran bola en la mayor competición de clubes y en uno de los mejores equipos del mundo.

Marc, nacido en Lérida pero criado en el sur, debutó en la Copa en el Rico Pérez de Alicante dejando tan buenas sensaciones ante el Hércules que a la semana siguiente tenía su presentación en Champions, en el mismísimo Nou Camp frente al Borussia Mönchengladbach y al lado de Messi y Luis Suárez.

Un premio del que disfrutan, aparte de él, los que lo han formado, los que lo han seguido, los que han ido a ver sus goles aprovechando que su equipo, el Sanluqueño, visitaba alguno de los despoblados campos de Tercera de las cercanías. José Manuel Pérez Herrera, su entrenador en los juveniles, en el filial y en el primer equipo del Sanluqueño (ahora técnico del Arcos, líder del grupo X) definía así a Marc Cardona en las redes sociales a propósito de su debut ante el Hércules:

“Marc Cardona fue siempre un luchador y sufridor. Jugó en varios equipos del fútbol base de Jerez de la Frontera: Xerez Veteranos, Xerez CD y San Benito.
Formó parte de un gran grupo de chavales que coincidieron en una bonita etapa, y que juntos consiguieron grandes éxitos para la Cantera y el 1er Equipo de un club humilde: Atco. Sanluqueño.
Supo siempre respetar a sus compañeros y técnicos en los buenos y en los malos momentos; se esforzaba para adaptarse a varias posiciones en el campo; supo y quiso siempre aprovechar sus oportunidades; superó lesiones, leves, pero que a veces le llegaron en momentos dulces que paraban su buen estado de forma…
Marc fue siempre un jugador menudo, parecía frágil, pero con una insistencia y constancia ejemplares.
Marc no nació futbolista, Marc se hizo futbolista, y gracias sobre todo a él mismo, a su educación, ilusión y ganas de aprender; a tomar decisiones correctas y arriesgadas en momentos determinantes; a saber asumir ser titular, suplente, incluso a aceptar el rol de quedar fuera de una convocatoria, todo ello en edades tempranas, y aun así tener la obligación de continuar y superarse; en saber adquirir los valores y conceptos necesarios para crecer como persona y deportista; en ser humilde para seguir trabajando con las mismas fuerzas y ganas de siempre; entre otras cosas más…
Su actitud de ayer en el campo es la misma que le veíamos por aquí: dinámico, insistente, atrevido, ambicioso… Pidió explicaciones educadamente a un árbitro profesional por un córner no lanzado al pitar el final, pero para él no era un simple córner más, para él era una OPORTUNIDAD UNICA para conseguir el GOL de la victoria para su equipo, él lo sabía, esa podía ser su oportunidad!
Pero tranquilo, trabajando llegarán más!
Enhorabuena por tu debut con el FC Barcelona en Copa del Rey, muchos compartimos la alegría por ti, sólo es un paso!! A seguir!!”.

No ha tardado, desde luego, en llegar más oportunidades para un delantero con un hambre tremenda. De apariencia frágil, pero con talla, Marc es un goleador nato (19 goles el último ejercicio). Se mueve en carrera como un junco, aguanta el balón de espaldas a la espera de la llegada de sus compañeros en temporizaciones valientes y eternas, sostiene la carrera en velocidad, es eléctrico en el área y un gran rematador de cabeza. Ejecuta con gran velocidad gestual y es frío en el uno contra uno. Su triunfo es un brindis a todos aquellos que creen que, con 20 o 21 años jugando en Tercera, un futbolista no tiene nada que hacer. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


cuatro + = 11

(C) cuentaconlacantera.com, 2012. Todos los derechos reservados | Contacto