Santi Mina: a ver quién lo frena

Publicado por Jesús Alba  /   mayo 11, 2013  /   Publicado en Historias  /   Ningún comentario

Santi Mina arranca en el 1-0 al R. Madrid. / RC Celta

Hay que entenderlo y hay que perdonarlo. Todo aquel que se acerca a la cantera de manera puntual acaba cayendo en comparar a las promesas que luchan por hacerse un hueco a base de afianzar un estilo con estrellas consagradas, a cual con más brillo. Puestos así, la final de XIX edición de la Copa de Campeones juvenil va a ser el duelo entre Kanoute y Cristiano Ronaldo. Al jovencísimo goleador del Sevilla, Carlos Fernández, lo comparan por algunos movimientos y gestos (el gol ante el Athletic, por ejemplo) con el gigante franco-malí que dejó tal huella en Nervión como para ser considerado el mejor futbolista de la historia del Sevilla. La primera diferencia, entre otras muchas, es que Carlos es zurdo. Por seguir con ellas, el disparo a larga distancia, algo que tampoco era de las virtudes más acusadas en el ahora jugador del Beijing chino.

En el Celta, el juego de Santi Mina ha querido que algunos acaben viéndolo como un Cristiano Ronaldo en chiquitito. No les falta su parte de razón a quienes así piensan y, como Carlos, en la presente Copa de Campeones también dejó un gol marca del portugués, o de Mina. Fue el que comenzó a arruinar el torneo al Real Madrid a los 4 minutos de juego en cuartos de final. Arrancó desde campo propio, pegado a su banda favorita, la izquierda. Luego, todo fue un correr más que nadie, conducir el balón pegado con una potencia imparable, plantarse en el área, pararse, un par de bicicletas y el balón cruzado al fondo de la portería.

Santiago Mina Lorenzo (Vigo, 7-12-1995) es el hombre de la semana en España, pero lleva siendo el delantero más goleador de todas las categorías desde que empezó el campeonato. Puede decirse que empezó a la par que Hicham en el Almería. En 17 jornadas, este hijo de un ex futbolista del Celta a mediados de los ochenta ya había marcado 27 tantos en División de Honor juvenil. Subió al Celta B, en Tercera División, donde anotó 7 tantos más, fue convocado por Paco Herrera para el primer equipo en el partido de Copa que el Celta jugó en el Santiago Bernabéu, debutó unas jornadas después ante el Getafe, volvió al filial, volvió a golear, y ha vuelto al juvenil para la gran cita que el fútbol de la categoría celebra en tierras viguesas. Y en la Copa de Campeones ya es el máximo goleador con tres dianas, las dos que le hizo al Real Madrid en un cuarto de hora y un penalti transformado ante el Celta en semifinales.

No es Cristiano Ronaldo, pero a veces ejecuta un juego que lo recuerda. Es delantero, no extremo; es diestro, pero juega en la izquierda. Y es que se encuentra tan a gusto partiendo desde ese costado a pierna cambiada que para qué iba el Celta a desaprovechar de esa manera su temible potencia. El que juega en punta es el fornido Thaylor, mientras Santi Mina se encarga junto a Yelko a acarrear fútbol al área de los contrarios. Mina, a base de potencia y Yelko, con más sutileza. Ambos, con 17 años, ya han debutado con la selección sub 19.

Pese a que se había especulado con que Mina no jugara la final ante la lesión grave de Mario Bermejo, lo que podría hacer que Abel Resino lo reclamara para el primer equipo, parece que el celtismo anda pidiendo que esté en Balaídos y que no abandone este sueño en el momento más dulce. La ocasión que tiene el Celta ha hecho que la hinchada se vuelque con la cantera ante uno de las mejores generaciones de su historia. El club ha hecho un llamamiento para poner a reventar Balaídos. A cinco euros la entrada.

Y ahí estará Santi Mina, aunque le quede poco en esa pradera si, como dicen, los grandes se pelean por él. Razones no les faltan para hacerlo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


dos + 9 =

(C) cuentaconlacantera.com, 2012. Todos los derechos reservados | Contacto